viernes, mayo 14, 2010

Impronta...

Me ha venido esto a la cabeza.

PS.-
Cuando vi Buenos Aires desde el aire
no me cabía el corazón en la cabeza
y aún faltaban nueve horas
para sentir tu cuerpo breve desbordando por tu boca:
pero ni el cansancio arropado en sueño,
ni los riñones ateridos,
ni el temor a volver en náufrago,
ni todas las putas protohistorias
-enfundadas en comedidas conveniencias-
dieron al traste con los sueños:
fuimos nosotros los únicos culpables.

3 Comments:

Blogger ybris dijo...

Más de cuatro años han pasado y aún te viene a la cabeza.
Quizás porque el corazón te la llenó.
Y porque ni el naufragio de la vuelta pudo dar al traste con los sueños de la ida y las realidades de la estancia.
Bendita culpabilidad la aceptada y disfrutada por dos.

Abrazos.

14/5/10 9:03  
Blogger UMA dijo...

Cómo hacer para alzarme por-sobre el tiempo y el espacio no?
Cómo sortear 'esta nada inútil' que separa lo que está unido por siempre?
"...El buen atador no deja nudo que pueda ser deshecho..."
Conmovida por tí, por el nos, por los comentarios tan bellos de nuestro Amigo Ybris, atina una lágrima celeste y rueda hasta mi boca hasta alcanzarte un beso.

15/5/10 1:59  
Blogger gaia07 dijo...

Eso es vivir. Lo demás es un derroche.

16/5/10 21:53  

Publicar un comentario

<< Home