domingo, julio 12, 2009

Memoria invertebrada

Hay una similitud a barranco entre tus manos, una herencia de hiedra atrapada por las hendiduras de tu porte. Hay un balcón sin balaustrada y un cierto ansia de saltar al vacío junto a un sofisma entreverado entre el desdén y la desgana. Es difícil construir una vida con esos instrumentos, mejor verter la imaginación en la palabra, como quien se siente fondo de un paisaje, como quien recupera una memoria de molusco, húmeda y deforme. También calcárea.

2 Comments:

Blogger Ego dijo...

Entre el desdén y la desgana,
sólo me he bebido dos.
Y apenas queda tabaco.
Ya me explicarás bien los trucos para haberlo dejado tan alegremente.
Un (b)eso

12/7/09 5:43  
Blogger gaia07 dijo...

Poder se puede vivir de esa manera, lo que no se puede es conseguir la sólida prestancia del respeto.
Un beso

14/7/09 23:18  

Publicar un comentario

<< Home