viernes, junio 12, 2009

De apariencias y gusanos

Estuve hace poco en un mercadillo y en un puesto vendían gusanos de seda. ¿Recordáis aquellas cajas de zapatos agujereadas, las hojas de morera, el tacto frío de la oruga?

- Buenas, ¿me vendaría usted un gusano? -le dije al comerciante-
- Pero, ¡hombre de Dios, no sea usted ignorante, se dice vendería!
- No, no, mire: éste está sangrando.

6 Comments:

Blogger Laura dijo...

jooo

12/6/09 15:12  
Blogger Carz dijo...

¿Por?

13/6/09 16:17  
Blogger Ego dijo...

Pobre. Hazle un buen torniquete. Ten presente que la mariposa promete ser hermosa o, en su defecto, letal.
Un (b)eso

13/6/09 18:46  
Blogger Carz dijo...

"Porque antes que mariposa,
fue gusano y fue capullo".

Los Mártires del Compás.

Pero nada de letal, apenas sí rozará la hermosura.

Un hecho.

14/6/09 19:34  
Blogger gaia07 dijo...

La belleza solo consiste en dejar que tus acciones hablen primero que tus palabras. No es una cuestión mística, es que dejan de compararte y empiezan a verte.

Espero que el comerciante estuviera preparado, me refiero a que tuviera la suficiente belleza para vendarlo.

Un beso

16/6/09 0:16  
Blogger Carz dijo...

Lo cierto es que cambié pericia por belleza... pero nunca en tu caso.

Un venda(val) de besazos.

18/6/09 6:31  

Publicar un comentario

<< Home