martes, octubre 05, 2010

Re-No

Todo poema corre el riesgo de carecer de sentido
y no sería nada sin ese riesgo.
Jacques Derrida.
La impasibilidad del rostro en la mentira,
la deconstrucción del orden de las emociones,
desatenderse, sin culpa, solidificando el silencio:
son las opciones más nefastas
y, por eso,
las más efectivas.

El poema que se arriesga a ser ridículo
como la historia que ha de ser hermosa
o ser sólo nada.

Miro hacia el camino
con el escepticismo que rebosa del tiempo.
Miro su fusión con la arena
hasta que consigo que arraigue en mi cabeza.

Nada nos protege de la pérdida,
ni siquiera el re-encuentro.

Nada nos protege de la pérdida,
ni siquiera el no-encuentro.





Vista aérea del desierto del Sahara (más de dos horas sobrevolándolo)



Deserts: Desert Winds - The Locusts (Earth, BSO), George Fenton.
Para descargar la canción
pulsad aquí con el botón derecho.

3 Comments:

Blogger ybris dijo...

Lo nefasto -inexpresable- suele ser muy efectivo.
Ridículos, escépticos, perdidos...
Justo por lo que les falta pueden ser excelentes los poemas cuando dejan traslucir esa carencia.

Abrazos.

8/10/10 6:20  
Blogger Alejo dijo...

Y suele pasar que a las letras que llenan los poemas, las arrastra el viento para depositarlas en otro lado del mismo desierto esperándo un re-encuentro, y hasta a veces un no-encuentro sorpresivo por parte de quién supone escribirlas.

Un abrazo,
Alejo

P.D
Sobra decir que las últimas 4 líneas son una genialidad...

11/10/10 20:45  
Blogger gaia07 dijo...

Juegas bien. El licencioso exceso de protección nos hace llorar las pérdidas.

Un abrazo

11/10/10 21:53  

Publicar un comentario

<< Home