viernes, octubre 02, 2009

Vivir de las sombras

Es peligroso interpretar los signos: a menudo cortan y, a menudo, se tiende a huir de la herida. Es peligroso imaginar qué nos dicen los silencios, qué representan, qué nos esconden, qué nos muestran. Es peligroso hacer todo eso.
Construyo un significado de lo que veo, también de lo que se me oculta, doy un sentido a los actos y a sus sombras, y, lo hago, porque no sé hacer otra cosa, y algo hay que hacer: actuar sin garantías, mirar por la ventana para no verte, para saber que no estás, que nos hemos perdido en este viaje en nosotros mismos. Es peligroso amar al amor y vivir de sus sombras.

Aterciopeladas las manos
-los labios como espadas-
la pulsión de sangre en este sueño
deriva en más sangre en tus mañanas:
abre los ojos como quien cree en algo,
cierra tu voz,
esconde tus arañas,
la negación afirma lo perdido
la exclamación grita más
cuando es callada.



Faro del Cabo de Fisterra.
(Siempre me han atraído los faros pero, desde que sé de Hipatia, ha aumentado mi curiosidad por ellos: hay personas que transforman la realidad con sólo sugerirla)




Love Theme (Ashes of time redux), Chang Jing, Wu Tong.
Para descargar la canción
pulsad aquí con el botón derecho.

6 Comments:

Blogger gaia07 dijo...

Si. Es muy peligroso. Tanto que puedes dejar de ser el que eres.
Y probablemente llegues a ser feliz. Y entonces dejes de escribir así, tan rematadamente bien.
Y si consigues ser feliz y dejar de escribir así, que harás habiéndote encontrado.

Amar el amor es imposible, es un canalla, y la sombra una incauta, y el silencio una daga, y el deseo de gritar un tormento.

Si, todo eso es muy peligroso, mejor que no te veas.

Un abrazo.

2/10/09 23:12  
Blogger ybris dijo...

Muy peligroso. Es el riesgo de interpretar lo que no deja demasiadas pistas par hacerlo.
Pasa con el silencio y con las sombras.
Con todo lo que grita en el silencio.

Abrazos.

3/10/09 6:50  
Blogger Laluz dijo...

Hay que vivir las heridas para poder cerrarlas. Hay que ver el amor con los ojos abiertos. Hay que mirar(se). Hay que vivir la realidad y descolgarse también por el filo del sueño. Es ahí dónde se coge el aire.

La pausa entre la luz y la oscuridad, entre la realidad y el sueño muestra el camino.
A mi, siempre me apasionaron los faros.

Un beso,

3/10/09 12:34  
Anonymous Arya dijo...

No hay perdida cuando se ve tanta luz... donde se siente... por mas sombras y silencios.

Te abrazo.

3/10/09 18:20  
Blogger UMA dijo...

No hay nada más menguado que interpretarlos, pero a veces caemos irremediablemente en ello...
porque no podemos dejar de ser quienes somos.

Vía luna mis besos, como aquella primera luna que siempre nos ha iluminado.

4/10/09 20:06  
Blogger La paciente nº 24 dijo...

El silencio nos descubre, cuánto se tarda en entender un silencio, en soportarlo, vivir allí; alcanzarlo. Generalmente rechazado, demasiado silente es agazaparnos a las palabras que se han perdido en el laberinto del silencio. Entrar en el silencio para que nos hable, a menudo para hablarle de nosotros, sin decir. Dormir sobre él como en la cama más dura e insondable. Aprender a hablar en silencio, tal vez, con los ojos de los que carecemos.

9/10/09 11:23  

Publicar un comentario

<< Home