martes, agosto 18, 2009

Medeti

Inquietos los dioses
-sin fieles que llevarse a la boca-
todo está como debe.
O casi.

Los paisajes siguen fugándose en un punto,
mis manos se escapan con tus pechos,
tus palabras fluyen por mis ojos
y se quedan como buscando asilo,
la avidez devora la vorágine,
el caos se mete de alfarero
- un loco sopla lo moldeado
y un verdugo le arranca una costilla-
en el ocaso empieza a ordenarse un mundo
mientras me devoras en un helado de turrón,
la decepción se arrastra con harapos
pero nadie le entrega una limosna,
los turistas se siembran en las playas,
los policías copulan en los bosques
y con sus berridos te impiden concentrarte
en construirte en mí,
en darme forma,
en hacerme de ti mi compañera.

5 Comments:

Anonymous Anónimo dijo...

Sin que?
Sin quien?

Dejemos que todo este como quiera
(... hasta nosotros ; )

18/8/09 4:01  
Blogger ybris dijo...

Una creación mejor la de las manos en los cuerpos que las del soplo sobre el polvo.
Claro que lo que importa es conformarnos y construirnos como compañeros.

Abrazos.

18/8/09 7:39  
Blogger gaia07 dijo...

En este Medeti pronunciado muy despacio, te conquistas, y te habitas.

Un abrazo.

20/8/09 12:40  
Blogger La paciente nº 24 dijo...

Vienen las formas de moldearse en otras formas, de destruirse y no saber de construcciones. Se quedaron sin monedas todos los bolsillos y empiezan los helados de turrón a derretirse. Se desordena el mundo para devorarnos a nosotros, con nosotros buscar asilo. Y los ojos-gaviota fluyen en tus palabras para fugarse en tu pecho y ponerle ese punto.

20/8/09 20:21  
Blogger UMA dijo...

Muchas veces han quedado inquietos los dioses, pero tantas veces muertos!...

Mi abrazo, Carz

22/8/09 1:18  

Publicar un comentario

<< Home