miércoles, marzo 31, 2010

La lluvia en Malasaña (X): de capitales y horas

Llevo horas deambulando por Madrid. Observo la ciudad, pero no la escucho: la pinto de un sonido que consigue calmarme, que me transmuta en espectador de la vida, ahora extraña, casi ajena.
Ya ves, me he hospedado en Malasaña para tener más recuerdos no-contigo pero tuyos, o, al menos, a ti debidos. También he ido al Palacio Real, a la Plaza de Oriente, porque nunca había estado y será un recuerdo no-contigo pero solamente tuyo (como esta música que suena insistente en mi cabeza y me hace escribir de lunas que marcan el camino sobre un mar polizonte, un mar que yerra el rumbo y no lo ignora pero que es incapaz de hacer otra cosa que no ignorar y no corregir, incapaz de no trasportar olas sobre su superficie, incapaz de reflotar los cuerpos ya hundidos, incapaz de salir a flote o salir volando, o evaporar el mercurio que lo envenena, un mar tan poca cosa que parece nutrirse del amor humano, del amor a lo humano, de su depredación).
Ya ves, llevo horas siendo una sombra, sin hablar con nadie; siendo la alucinación de una sombra, con la percepción más abierta que los ojos o la memoria, con la intención de descifrar todos los símbolos que te ocultan pero que, a la vez, te nombran. Luego, entro a otro bar para decir lo justo: una cerveza, gracias.
Y, de repente, quedan amontonadas las horas junto a las sensaciones y regresa la memoria maltrecha por los errores de las sinapsis:

“otro tinto vendrá distinto a éste”,
otro dolor será tu sucedáneo
y otro “cada ver” será más muerto
-tuerto venido a casi ciego
o sólo cieno a secas:
polvo será,
más (sic) polvo amontonado-

Y así se amontonan tus no túes entre mis ya apenas mis yoes: la primera vez que supe de ti fue en Toledo y, ahora, has cambiado Madrid. Quizás sólo vivamos de pecados CAPITALES.



Away from her: me cuesta mucho leer a Auden en inglés... tendré que esperar a que traduzcan Letters from Iceland


Erla's Waltz, Ólafur Arnalds.
Para descargar la canción
pulsad aquí con el botón derecho.

4 Comments:

Blogger ybris dijo...

Sigues descontando capítulos o impresiones o recuerdos desde este lugar o desde esta capital o desde este momento.
Suena como de lluvia triste ese silencio repleto de un no-alguien que tanto llena como vacía.

Un abrazo.

31/3/10 5:45  
Blogger Arya dijo...

"Isn't it true however far we've wandered
Into our provinces of persecution
Where our regrets accuse, we keep returning
Back to the common faith from which we've all dissented,
Back to the hands, the feet, the faces? .."
Auden.

Tan lejos.. tan cerca,
de uno.. de ella.. de todos.

Un abrazo : )

31/3/10 23:29  
Blogger gaia07 dijo...

Lujuria de saber disfrutar del exceso de los deleites carnales sin culpa, gula de poder excederse en el placer sin que afecte a la moral, avaricia de atesorar el poder de excederse y disfrutar de la voluptuosidad sin falsedad, pereza en desistir del goce por la obligación de no ser cuerpos, ira del alma al comprobar que la miseria, la probidad, la limitación, la pureza se vuelve contra una, triste envidia de no poseerle cuando nos posee, soberbia de saberte capaz y no poder desbordarte porque serías despreciada. Si, solo de pecados Capitales vivimos.

Increíble Carz, increíble. Eres.

2/4/10 19:52  
Blogger La paciente nº 24 dijo...

Te -me- debo una "a quemarropa", pero hay una herida que siento al revés, antes del disparo. Si lo hago será como poner un arma en la sien, y jugar a la ruleta rusa. Eso es Malasaña, es otro -nuestro- Madrid, y el Palacio Real es horrible.

5/4/10 20:10  

Publicar un comentario

<< Home