miércoles, marzo 10, 2010

Adagio despedazado, ma non troppo

Compongo un adagio con esperanza
-pero no demasiada-
No hace falta esperar a que se desborde el río
para saber de su causa.
No hace falta esperar a que desborde la ausencia
para saber de su cauce.
Pensándolo bien:
es poco lo que hace falta.

Pero, después de lo escrito,
queda la vida,
queda el rescoldo del sueño crecido en alma,
amansado en los días,
cubierto de escamas
-lagartos almívoros con gusto a retama,
almarios de nafta sin Mesalina,
Pronto llegó temprano
sin la mañana-

Ps.- Sí, Pronto, con mayúsculas después de Coma ;-)



Prayer two, Jami Sieber.
Para descargar la canción
pulsad aquí con el botón derecho.

4 Comments:

Blogger ybris dijo...

Después de lo escrito queda la vida,claro que sí.
Como todo sueño deja su rescoldo.

Abrazos.

10/3/10 6:29  
Blogger gaia07 dijo...

Cuánto acierto revelas. A la vida del alma poco importa la razón de almívoros despedazantes, perpetúa almarios que solo desean seguir muriendo lentamente.

Pronto sin la mañana tras Coma es muy propio, cierto.

Sigue siendo un placer leerte, para el alma y para la razón.

10/3/10 22:32  
Blogger Mauro dijo...

Con toda seguridad te afirmo que hace falta que el mar se salga para que un pueblo sepa que ahí yacen su dolor y su esperanza.

16/3/10 1:29  
Anonymous Anónimo dijo...

Empiezo a entender(te), ma non troppo.

Almívoros, almarios de nafta sin Mesalina.. me ha gustao, de veras, mucho.

Aunque dicen que mas vale Pronto, que Tarde.
Eso sí, ma non troppo...

Un beso, casi tan grande como tu

16/3/10 1:59  

Publicar un comentario

<< Home