domingo, enero 09, 2011

Nikon D80, 25 de enero de 2009


- ¿Qué querías enseñarme?
- Esto. Este momento.

Die Fremde

Desprotegido sin bruma, sin invierno,
quizás el sol consiga momificar el alma;
engañarse uno para mentir al otro,
cegar con puertas las ventanas:
las ventanas siempre requirieron vuelo
las puertas, sólo arrastre, inercia inerme.

No, no me refiero a ti,
hablo del antes subjuntivo,
desiderativo de declinación inevitable.
Ocaso, ocaso, ocaso, ocaso
luminaria más médula ursalina:
clave, clave, clave, clave,
oscuridad luz luz oscurecida
liberación de piedra en sus partículas
inconjunción articulada de las vértebras,
caderas que cercenan todo el peso:
adoquines, un paraguas, calle estrecha,
parideras en los macizos calcáreos de la vida.


Havelock, Goldmund (AKA Keith Kenniff)
Para descargar la canción, pulsad aquí con el botón derecho.

1 Comments:

Blogger La paciente nº 24 dijo...

Incluso la poesía tiene metadatos, y sobre todo la poesía.

13/1/11 12:31  

Publicar un comentario

<< Home