lunes, enero 24, 2011

El chantaje en el sueño

...
tiemblan sobre las vigas de lo que ya no existe,
sobre la complicada manera de entender
el chantaje del tiempo.
Luis García Montero

Me gusta llegarte extrañamente,
con la sencillez del viento sin invierno,
sin el cobijo blanco de la bruma
ni su forma blanda de ceguera.

Me gusta llegarte frágilmente,
con la ductilidad de lo que apenas casi existe,
con la inquietud de la ceguera frente al pozo
y la emoción que el vacío nos reclama.

Ser soporte de la nada que persiste
en algo que se torna complicado
por no ser más que un deseo.

El sueño apenas sabe de chantajes.
Por eso es tan difícil sobornarlo.



Door of our house, Goldmund (AKA Keith Kenniff)
Para descargar la canción, pulsad aquí con el botón derecho.

1 Comments:

Blogger La paciente nº 24 dijo...

Y violentamente extorsionarlo, llegándome.

24/1/11 13:18  

Publicar un comentario

<< Home