miércoles, julio 16, 2008

Los elefantes están intranquilos

Perdido entre la arena
palpita todo un mundo:
invertebrado exoesquelético
con elefantes como broche.

Sentir el manto fino de la arena
que deseca el alma y su perímetro
en un intento de permanencia
en un mundo de espejismos:

espejo, muéstrame su ser,
y rómpete en añicos.



The crystal ship, George Winston

3 Comments:

Blogger ybris dijo...

Quizás habría que intentar basar la permanencia entre arenas, invertebrados, espejismos y espejos en algo más manejable que los elefantes.
Pero, claro, a veces lo sentimos así.

Abrazos.

16/7/08 6:28  
Blogger Ego dijo...

Los elefantes no se tomaron aún las vacaciones. No serán bienvenidos en el café catalán de este fin de semana. Te espero aquí, como dice la canción.
Abrazos

16/7/08 17:59  
Blogger Luzamarga dijo...

No hay arena que no sea susceptible de ser convertida en cristal y, por tanto, potencialmente frágil para hacerla añicos. Y que después no queda más opción que ser.

(Nunca olvidaré Afrika (Untados), por más elefantes intranquilos que tenga. =))

Bello, como siempre. Besos cristalinos.

18/7/08 16:03  

Publicar un comentario

<< Home